10 Actividades Conscientes Para Relajar Tu Sistema Nervioso

10 Actividades Conscientes Para Relajar Tu Sistema Nervioso

Para tener una vida plena, sana y feliz, debemos enfocarnos en tener nuestro sistema nervioso relajado, en paz y armonía, conociendo cuáles actividades son las apropiadas para ayudarnos a nosotros mismos. Por esta razón, te traemos diversos ejercicios o acciones científicamente comprobadas que te van a ayudar a encontrar ese equilibrio que requiere tu sistema nervioso para mantenerse en estado de felicidad.

Cualquier actividad que le mande la señal a tu sistema nervioso de que te encuentras a salvo, conectado y presente, y además que te otorgue sensaciones de bienestar general, va a lograr que tu cuerpo sienta esa paz que tanto buscas.

10 Actividades que te ayudan a relajar tu sistema nervioso:

Te traemos las 10 formas más relevantes, según estudios científicos, para que logres relajar tu sistema nervioso y recuperar la armonía y bienestar en tu ser.

1. Llora:

No creas que llorar es de débiles, al contrario, nuestro cuerpo utiliza ese recurso para drenar emociones manifestados en cierta cantidad de estrés emocional, que de otra manera se estarían acumulando en diversos órganos de nuestro cuerpo en forma de enfermedad, así que no dudes en llorar cada vez que sientas necesidad, pero eso sí, no lo hagas a través del drama ni del diálogo mental negativo. Llora conscientemente para reestablecer tu sistema nervioso y equilibrar tus emociones.

2. Ríe:

Reír funciona casi igual que llorar, funciona con el mismo mecanismo físico, pero obviamente el contenido mental que genera la risa es muy diferente a la del llanto. Al reír a carcajadas, segregas muchos neuroquímicos que le dan alivio a tu sistema nervioso, conectándote con el momento presente, aparte de que relajas distintas zonas de tu cuerpo como la quijada, los hombros, el pecho, etc.

Busca programas que te causen gracia, socializa con personas que te hagan reír, asiste a cursos de risoterapia, etc…lo importante es utilizar éste maravilloso recurso para liberar tu estrés!

3. Trabaja en tu nervio vago:

Si nos enfocamos en relajar nuestro nervio vago, podemos lograr su relajación con sonidos específicos y vibración de nuestra garganta, tales como “ooohhhmm”, “aaaaahhh” “eeeehhh”, etc. Son sonidos graves que salen suavemente de tu garganta, levantando la cara y abriendo el pecho. Si lo haces contactando alguna emoción que quieras liberar y la vocalizas, pues elevas tu energía y obtienes beneficios mayores!.

4. Ten relaciones sexuales:

Está comprobado científicamente que “tener sexo” con una persona con la que nos sintamos a gusto, relaja nuestro sistema nervioso. También se ha comprobado que para que realmente funcione, debe estar presente el “componente afectivo” y la plena confianza en la persona con la que tengas esa relación sexual. Generar un momento de vínculo-conexión, sin miedos ni culpas, es importante para lograr una descarga natural de tensión nerviosa y emocional.

5. Contacto con la naturaleza:

Salir y tener contacto directo con la naturaleza es primordial para todo ser humano, ya que somos parte de ella, y el hecho de mantenernos separados de ese importante vínculo nos convierte en seres ansiosos y desbalanceados.

Varias formas de conectarnos con la madre naturaleza y relajar nuestro sistema nervioso aumentando nuestra frecuencia vibratoria, sería dar un paseo en un parque, caminar descalzos sobre la hierba o en la arena de una playa, bañarnos en el mar o algún río, abrazar a un árbol, echarnos sobre el pasto a mirar el cielo, respirar el aire de la mañana, observar o tener contacto físico con cualquier animalito o mascota, etc.

Estar en contacto consciente “con la vida” es primordial para mantenernos en estado de relajación.

6. Flota:

Obviamente no podemos flotar por nosotros mismos, pero si podemos incluir en nuestro ambiente elementos que nos ayuden a mecernos, bambolearnos o tener ese movimiento oscilatorio que relaja muchísimo. Ten una hamaca o una mecedora en algún lugar de tu casa o jardín, y disfruta del movimiento.

7. Contacto piel con piel:

Siente el contacto contigo mismo/a, siente tus manos, tu rostro, tu pecho… hazte automasajes o ve a que te hagan un masaje, abraza a alguien por un buen rato… es una actividad muy relajante, donde tu cerebro segrega dopamina (hormona de la felicidad) y hace que tu cuerpo libere muchísimas tensiones.

8. Procura tener tus necesidades cubiertas:

Saber que tenemos nuestras necesidades básicas cubiertas de forma segura, nos ayuda a tener esa sensación de alivio y bienestar primordial.

Pero aparte de eso, nuestra necesidad de oxígeno debe ser manejada cosnscientemente realizando respiraciones profundas a lo largo del día. Nuestra necesidad de movimiento también debe ser atendida, ya que el cuerpo necesita drenar toxinas a través del sudor, de éste modo se recomienda practicar estiramientos, yoga, bailar, caminar, etc. Ten en cuenta al realizar esas actividades, que mientras más consciente estés de las sensaciones de tu cuerpo, más beneficio tendrá tu sistema nervioso.

Una alimentación balanceada que nutra tu cuerpo y evite componentes químicos añadidos, es una forma de obtener un sistema nervioso relajado. Duerme lo necesario, toma agua suficiente, canta o escucha música.

9. Libera tus miedos:

Es importante estar en un ambiente donde no te sientas constantemente amenazado, juzgado, criticado o evaluado. Un ambiente libre de miedos y culpas, donde puedas expresarte libremente y elegir lo que quieres hacer con tu vida. Buscar esa armonía en tu vida vale la pena el esfuerzo que se requiera hacer para lograrlo.

Si no lo has podido lograr, al menos libérate de los miedos del que dirán o de las culpas, y busca tu estabilidad emocional por sobre todas las cosas!

10. Apaga tu mente:

Nada de lo anteriormente descrito tendrá validez si no aprendes a dominar tu contenido mental y a mantener a raya el natural parloteo estresante de la mente. Apaga la alerta diaria de tu mente cuando te está diciendo constantemente lo mucho que tienes que hacer, lo mal que te trató fulano o lo gorda que estás.

Aprender a manejar la mente es quizás el punto más importante de todos, y por eso lo dejamos para el final, ya que así quedará bien plasmado en tu subconsciente.

Y bien, mantener relajado tu sistema nervioso te va a generar múltiples beneficios tanto emocional como físicamente, que sabrás agradecer. Por eso te recomendamos mantenerte en contacto contigo mismo a través de vivir en el presente y escuchar a tu cuerpo y tu ser.

Conoce todo sobre la indefensión aprendida y como vencerla para tomar el control de tu vida!

 

Loading...

Loubna Hatem

Comentários no Facebook