Cuando duele demasiado, no son las cosas… es tu mirada.

Loading...

También te podría gustar...

Comentários no Facebook