8 Formas De Elevar Tu Frecuencia Vibratoria Y Modificar Tu Vida

8 Formas De Elevar Tu Frecuencia Vibratoria Y Modificar Tu Vida

El universo entero está compuesto de energía, y esa energía tiene ciertas frecuencias vibratorias de diferente variación, desde muy bajas a muy altas. Todo está hecho de energía que vibra, y mientras esa vibración se mantenga elevada, estaremos en una frecuencia de amor y luz. Mientras esa vibración esté baja, nos atacará la enfermedad y la tristeza… ¿Pero cómo elevar nuestra vibración?

Para elevar nuestra frecuencia vibratoria necesitamos aplicar un esfuerzo consciente, e involucrar todo nuestro sistema cuerpo-mente-espíritu. Al modificar nuestros hábitos de acción y pensamiento, lograremos un cambio real en nuestras vibraciones.

“Hay tanto en ese pequeño espacio dentro del corazón como en el mundo entero fuera. Cielo, tierra, fuego, viento, sol, luna, relámpagos, estrellas… todo lo que es y lo que no es, todo está ahí”.

Cada pensamiento o cada sentimiento contienen una vibración que puede ser medida, transmutada o recodificada con nuestra mente. La idea es elevar esa vibración tanto que podamos estar a la par del Amor.

Cuando hablamos de “estar conectados”, a menudo pensamos en ello como un concepto abstracto o simplemente como una forma bonita de decir que todos somos humanos. Pero también debemos saber que estamos conectados a todo lo que nos rodea – e incluso a años luz de nosotros – en un sentido muy real y literal,  y estas vibraciones tienen características distintas que podemos sentir y sintonizar.

Porqué elevar mi frecuencia vibratoria?

Si miras a los demás y te parece que las cosas funcionan tan bien para ellos, que las situaciones en sus vidas fluyen solas, se acomodan, y parecen tener tanta suerte…Pues déjame decirte que no es suerte, es vibración. Se trata de la energía, nuestro poder personal, nuestra capacidad para atraer a nuestra vida aquello que manifestamos, que merecemos y de lo que nos sentimos dignos.

“Nada descansa. Todo se mueve, todo vibra”.-  El Kybalion, Ley o Principio de Vibración”

Liberarnos de las creencias limitantes y del miedo, es un motivo fundamental para elevar nuestra vibración al máximo.

Los beneficios son increíblemente mágicos, es como si nos hiciéramos dueños de una varita mágica y nuestros deseos se convierten en órdenes para el universo. Sin embargo, es fundamental aprender a dejar ir la necesidad de saber cómo funciona, ¡simplemente confía!

“Tu vibración es una forma elegante de describir tu estado general de SER. Todo en el universo está hecho de energía vibrando a diferentes frecuencias. Incluso las cosas que parecen sólidas, están compuestas de campos de energía vibratoria a nivel cuántico, y ésto te incluye a ti”. ∼Cassandra Sturdy∼

Cuando tu vibración es baja, será evidente…es simplemente una cuestión de traer conciencia a tu situación y luego trabajar para rectificarla.

Tal vez el dinero ya no fluye, tu salud es pobre o te sientes rodeado de gente negativa. Sin embargo, cuando tu vibración es alta, estas en esa hermosa sensación de vivir en el flujo de la vida.

8 maneras de elevar nuestra frecuencia vibratoria:

1. Sé consciente de tus pensamientos:

Todo lo que piensas, dices o sientes se convierte en tu realidad. Cada pensamiento que entra en tu cabeza tiene un impacto en ti. Por ejemplo, pasé la mayor parte de mi vida diciendo “Tengo que dormir 8 horas cada noche o me convertiré en un ogro”. Tuve esa creencia limitante por mucho tiempo hasta que comprendí lo que pasaba.

Cuando cambias esos pensamientos por los positivos, es absolutamente probable que tu realidad también se convierta en positiva.

Sé que es más fácil decirlo que hacerlo frente a la adversidad… ¿cierto? Pero, ¿que tal si la próxima vez que un pensamiento negativo aparezca en tu cabeza, te tomas el tiempo para reconocerlo, agradecerle por aparecer, y luego deshacerte de él y darle la vuelta a lo positivo?

2. Encuentra algo hermoso y aprécialo:

La belleza está a nuestro alrededor, pero a menudo caminamos con las anteojeras puestas. Deja el apuro por un momento y tómate el tiempo de pararte bajo el sol y aprecia su calor, huele el aroma de una flor, detente a admirar a una hormiga, ¡hay tanto que disfrutar!

3. Sé consciente de los alimentos que comes:

Algunos alimentos vibran a altas frecuencias, y otros a más baja vibración. Por ejemplo, el los vegetales y frutas tienen una vibración alta, en cambio un Big Mac no vibra en absoluto.  Si estás consumiendo alimentos llenos de productos químicos y pesticidas, o alimentos que se encuentran dentro de envases de plástico, créeme que te dejarán vibrando más bajo.

Por el contrario, al consumir productos orgánicos de buena calidad, alimentos de la madre tierra, podrás sentir las altas vibraciones diseminadas por todo tu cuerpo.

4. Bebe suficiente agua:

Asegúrate siempre de beber mucha agua (lo mejor es filtrarla) para ayudar a tu cuerpo a eliminar la toxicidad día a día. La toxicidad tiene un marcado impacto en nuestra vibración, así que debemos hacer lo que podamos para reducir su impacto dentro de nosotros y a nuestro alrededor.

5. Medita:

Siéntate en una posición cómoda, cierra los ojos y respira hacia adentro y hacia afuera. Con demasiada frecuencia vivimos apurados en nuestro día a día, con la mente dispersa y en un estado de ansiedad y estrés.

La meditación ayuda a calmar tu espíritu y a ponerte en un estado de paz mental. Sólo 10 minutos de meditación al día pueden cambiar tu vida para siempre.

6. Sé agradecido:

Hacer una lista de gratitud cambia tus vibraciones y te ayuda a enfocarte en lo que tienes y que ya es abundante en tu vida. Hay más por lo que estar agradecido de lo que puedas imaginar.

Por ejemplo, cada noche antes de dormir, escribo en un pequeño diario de gratitud, 5 cosas por las que estoy agradecida en ese día. Es un ejercicio muy hermoso y gratificante.

7. Practica actos de bondad:

Dar a otra persona, sin esperar nada a cambio, modifica el pensamiento de “No tengo suficiente” o “Ay de mí” a “Tengo más que suficiente para dar a los demás”.

La abundancia es una vibración alta. En la misma línea, ser amable (en vez de malo) te pone en una alta vibración. Chismosea o trata mal a los demás y tu vibración sufrirá reveses.

8. Haz que te circule la sangre:

La vibración requiere movimiento, cuanto más te muevas, mejor se moverán tus células sus vibraciones. Así que ponte activo! ¡Baila! Cuanto más feliz te sientas, más atraerás experiencias felices porque estás operando a una frecuencia diferente.

Conocer sobre la frecuencia vibratoria que realmente existe en nuestro cuerpo, y hacer algo positivo por mantenerla elevada, es un camino seguro hacia la abundancia!

Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida!

Loubna Hatem

Comentários no Facebook