Carta a MI MISMA

Carta a MI MISMA

Querida Yo:
Hemos compartido tantos años juntas y creo que jamas te di el valor, ni mucho menos el reconocimiento que deberias haber tenido. Pasamos muchisimas pruebas y jamas me abandonaste, siempre ahi, fuerte, persistente, no bajaste los brazos ni me dejaste hacerlo. Nunca te agradeci, todo lo contrario, te culpe injustamente de todo lo malo que habia sucedido durante nuestra vida, de las veces en que te equivocaste, las malas decisiones que tomaste (segun mi criterio), te juzgue y castigue por encontrarte ilusa, soñadora, impulsiva y confiada.

No tuve la dicha de conocerte realmente hasta ayer, que pude ver cuanto te había maltratado física, mental y espiritualmente. Sin embargo, tú no me abandonaste como yo si lo hice por 30 años!! Si!! 30años para darme cuenta lo valiosa e importante que eres para mi, he dedicado miles de cartas, regalado miles de “Perdón” a gente que quizás no lo merecía, te juro! me detuve a apreciar cualidades y elogiar a todos, brinde mi compañía sin dudarlo a quien lo necesitara, valore a personas que me fallaron, pero a ti, mi fiel compañera ni siquiera voltee a ver si seguías de pie, si estabas bien, si necesitabas algo, deje de escucharte hace muchísimo tiempo y di por sentado que era tu deber, que no tenias derecho a queja.

Perdón, solo me acordaba de ti en los peores momentos y era para reprocharte tus decisiones, tus metidas de pata. Nunca supiste de mi un :”Que linda estás” “Que maravillosa persona eres” y por sobre todas las cosas jamas me escuchaste decir o siquiera pensar en estas palabras “YO TE AMO” porque no lo hacia, así es aunque te duela leerlo todos estos años no te amé, incluso hasta ayer no lo hacía, perdón pero debo ser sincera contigo, sobretodo contigo… No fue hasta que te vi anoche, tan desprotegida, frágil, lastimada, cansada por todo y aun así DE PIE!!! SI!! AUN SEGUIAS AHI PARA MI con tanto amor, con un valor y una fuerza dignas de ser elogiadas, de verdad lo que mas me impactó fue tu fortaleza, tu mirada firme y un temple que no vi antes; que decirte? Me sorprendí al verte, porque de verdad no había tenido la dicha de conocerte, ni mirarte como lo hice. Por primera vez sentí compasión por ti, te miré con ojos nuevos, quizás los mismos ojos con los que hoy nos miran las personas que nos aman y valoran.¿Sabes? Anoche pude darme cuenta que mereces mi amor mas que nadie en el mundo. Viajamos por etapas duras y déjame decirte, que te convertiste en mi heroína, te admiro , jamas pensé decir esto de ti, eres una persona maravillosa con cualidades que pocas veces vi. Sos hermosa ¡en serio!, vales mucho más que todas aquellas con las cuales te comparaste y sentiste inferior, jamás fuiste menos que nadie, siempre tuviste innumerables cualidades, que compensaban aquellas que veías faltante, pero era tanto tu empeño en ver lo que no poseías, que no tuviste la dicha de ver el ser humano que eras, no pudiste ver que tu belleza no solo radica en tu exterior sino que es la esencia de tu alma, y que decir de tu fortaleza! ¡Cuanta fuerza tenés! Pudiste pasar todos y cada uno de los obstáculos que la vida nos puso, ¿por qué no te conocí antes? De seguro no habría dejado que nada te pasara, como vos hiciste conmigo. ¡Perdón! Quiero caer de rodillas frente a ti e implorarte que me perdones, pero hoy que te conozco se que no querés verme así, porque me amas demasiado y sacrificaste todo por mi. Sin embargo, pese a que solo querías que te reconociera como tal, te dedico estas palabras.

Esta carta te la escribo porque sentí la imperiosa necesidad de que me perdones por tantos años de abandono, por silenciarte, por castigarte injustamente, se que ya me perdonaste hace tiempo, pero tambien se lo mucho que va a significar para ti escucharlo de mi boca, escrito de mi puño y letra.

HOY QUE ME DI LA OPORTUNIDAD DE CONOCERTE, DE MIRARTE SIN JUZGARTE, EL AMOR BROTO DE MI SER ¡HOY TE AMO! Y quiero hacerte la promesa que no volveré a silenciarte, hoy tenés tu lugar aquí al lado mio, vamos juntas en este camino, hoy ya no sos la causa de mis males, todo lo contrario sos la razón por la que hoy estoy aqui de pie, cumpliendo un sueño que fuimos alimentando desde muy pequeña, todo esto te lo debo a vos y solo a vos; porque tu fortaleza ¡es increible! Nos mantuvo de pie en las peores tempestades. Gracias, infinitas gracias por todo! Te abrazo en luz, amor y te dejo ir, te saco todas las presiones que te puse, las metas que te quitaban el sueño, el hambre , ¡la vida misma! Te libero de lo que quise que fueras, porque sos mucho más de lo que imaginé que serias cuando chica, sobrepasaste todas mis expectativas, hoy solo quiero que seas luz, que sueltes todo ese equipaje y descances mi querida YO, porque el resto del camino depende de mi y lo único que quiero es no defraudarte. Te abrazo, te abrazo!! Y no quiero soltarte!! Te tomo de la mano, jamás estarás sola. ¡Ahora es mi turno!

Quiero agradecer especialmente a los seres de luz que me permitieron tan valioso aprendizaje. A ellos y a mi es que dedico esta carta.

Autor: P.N.R

 

Pablo

Comentários no Facebook